Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

La importancia de la salud bucal

Sugerencias para mantener una buena alimentación y mejorar la salud de nuestros dientes y boca

Te gustó? Compartelo!

Salud bucal y nutrición

Cuidar nuestra boca es un paso importante en el camino hacia una buena salud. Los buenos hábitos alimentarios y de higiene bucal nos ayudaran a mantenernos saludables.

Si estamos desnutridos tendremos más riesgo de desarrollar caries, al igual que si comemos de más (nos mal nutrimos), nos expondremos a infecciones bucales y tendremos problemas con nuestras encías.

El buen estado de los tejidos que conforman los dientes se refleja en nuestro aspecto físico. Es nuestra carta de presentación e influye mucho en nuestra autoestima, nuestra buena digestión y en el placer de vivir sanamente. No puede concebirse la salud corporal sin la salud bucal ya que necesitamos tener dientes y encías saludables para masticar los alimentos eficazmente y para absorber sus nutrimentos.

Recordemos que todo lo que se come pasa por la boca, en donde los hidratos de carbono (azúcares) pueden ser utilizados por las bacterias de la placa dental para producir ácidos capaces de dañar el esmalte dental. La caries ablanda el tejido duro del diente y lo destruye formando una cavidad (caries o cavity en inglés).

Factores que intervienen en la formación de caries:

  • La frecuencia de las comidas: Cuanto mayor sea la frecuencia de las comidas, mayores serán las oportunidades de producción de los ácidos, presencia de bacterias y por consiguiente  formación de caries.
  • Características de los alimentos: Los alimentos que tardan mucho en disolverse o que se pegan a los dientes, como galletas, golosinas o dulces, están en contacto con los dientes durante más tiempo, por lo que los ácidos tienen más tiempo para dañar el esmalte. La saliva ayuda a neutralizar la producción de ácidos y a despejar la comida de la boca.
  • Uso inadecuado del biberón: El acostar a los niños con un biberón que contenga jugos u otras bebidas endulzadas puede causar caries infantiles debido al tempo que permanecerán los azucares en contacto con los dientes.
  • Otros Factores: Ayudan también al desarrollo de las caries la predisposición de la pieza dentaria, los antecedentes familiares y la alineación inadecuada de dientes que facilita la acumulación de placa.

Nutrimentos importantes para la salud bucal:

  • Proteínas: Son importantes para la formación de los dientes y dificultan la aparición de caries. Se encuentran principalmente en alimentos de origen animal (leche, carne, pescado, queso, huevo) y en leguminosas o legumbres (frijol, soya o soja, alubia, lenteja).
  • Calcio, vitamina D y Flúor: Ayudan a la formación de dientes fuertes. La falta de vitamina D durante la infancia retrasará su aparición. El flúor endurece el esmalte y ayuda a evitar las caries. Consume leche y derivados, al igual que toma un poco de sol o alimentos enriquecidos con vitamina D. El flúor lo encontrarás en el agua, pescados y mariscos y algunos vegetales y también en pastas dentales.
  • Vitaminas C y K: La C ayuda a fortalecer las encías y la K controla la pérdida de sangre. Come frutas y verduras.
  • Vitamina A: Ayuda a la calcificación y al desarrollo del esmalte. Consume frutas y verduras.
  • Vitamina B2 (Riboflavina): Si falta sufriremos de lengua inflamada y labios agrietados. Come carnes y lácteos, cereales integrales y vegetales.

Para proteger y mejorar la salud bucal te recomiendo:

  • Realizar tres comidas completas cada día y tomar dos refrigerios o snacks ligeros pero nutritivos entre comidas.
  • Lávate la boca después de cada comida.
  • Visitar a tu dentista periódicamente.

Amigo y lector: Recuerda que si tienes buenos hábitos alimentarios y de higiene dental evitarás las desagradables caries, mantendrás encías sanas y evitarás la pérdida de piezas dentales. Todos estos buenos hábitos comienzan desde la infancia y repercutirán para toda la vida. No olvides, tu boca es también una carta de presentación y reflejo de tu estado de salud y bienestar, cuídala mucho, pues así evitarás varios problemas de salud, de autoestima y también de grandes gastos económicos. Te veo con gusto la próxima semana. Espero tus sugerencias y comentarios. EscrÍbeme a serdancar@hotmail.com para cualquier duda sobre este o cualquier otro tema que te interese. Tu amiga nutrióloga, Carmen Serdán.

Consejos y observaciones de Carmen Serdán:

1) Recomendaciones según la etapa de crecimiento:

  • Lactancia: Disminuir el consumo de azucares y harinas y enseñar a los niños a usar el vaso y dejar el biberón.
  • Niñez: Evitar el consumo excesivo de alimentos y bebidas ricos en azúcar. No dar dulces como premio por comer el plato principal. Incluir alimentos con fibra y lácteos como colación y favorecer una alimentación variada.
  • Adolescencia: Llevar una alimentación variada. Evitar el consumo de bebidas gaseosas, chicles y caramelos azucarados entre horas.

2) No olvides consumir diario frutas, verduras, leche y sus derivados, cereales integrales, granos y algo de carne o alternativas (pescado, pollo, soya). Elimina consumo de dulces y caramelos.
3) Lávate todos los días la boca después de cada comida. Recuerda, tu boca es tu carta de presentación y factor positivo de una buena autoestima.
4) Procura cuidar tus dientes y conservarlos lo más sano y completos posibles. Tu vejez tendrá una mejor calidad de vida con una buena dentadura. Trata de salvar en lo posible tu dentadura natural.
5) Recuerda ir al dentista para que te haga la limpieza por lo menos cada semestre, eso es básico e indispensable.
6) Ojo, los hábitos alimentarios y de higiene bucal comienzan y se afianzan en la infancia.

Más de Nutrición al día

 

Our Media Partners