Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

Puedes dificultar tu propio proceso migratorio si estás como turista en Canadá

Si planeas vivir en Canadá y ya te encuentras en el país como turista debes tener en cuenta estos factores

Te gustó? Compartelo!

Antes de dar el primer el paso debe haberse trazado una estrategia clara para los procesos de inmigración y este primer paso debe darse antes de moverse de casa. Son muchas las personas que llegan a nuestra oficina diciéndonos “ya estoy en Canadá… Ahora, ¿qué hago?”.  
 
La Ley de Inmigración Canadiense especifica que la solicitud de visas y permisos debe hacerse fuera de Canadá.  Es cierto que estando en Canadá como visitante se pueden solicitar: a) permisos de estudio, b) permisos de trabajo, e incluso c) la residencia permanente. Sin embargo, estos trámites los revisa un consulado Canadiense fuera de Canadá, lo que significa que el estar como turista puede llegar a dificultar el proceso.
 
En varios artículos he hablado sobre la solicitud de permisos de estudio cuando el estatus que se tiene en Canadá es de turista. Haciendo un recuento corto de este proceso es necesario aclarar:
  • Aunque no es necesario salir de Canadá para solicitarlo, este debe ser revisado o bien por el consulado que sirve el país de origen del solicitante o por el Consulado Canadiense en Los Ángeles, que dicho sea de paso, tiene un record altísimo de negativas de permisos de estudio de personas que se encuentran en Canadá como turistas.  
  • Al mismo tiempo que se solicita este permiso de estudio hay que extender, en muchos casos, el permiso de estadía como visitante en caso de que el permiso de estudio no alcance a llegar a antes de que el visitor record se venza.
Lo que vemos con frecuencia es que muchas personas  llegan a Canadá, incluso con sus parejas e hijos, después de haber vendido sus propiedades, renunciado a sus trabajos y “cerrado” sus vidas.  En muchos casos, entre tiquetes aéreos, renta de vivienda, compra de vehículo y gastos necesarios para amoblar su nueva residencia, los balances de sus cuentas bancarias bajan significativamente.  
 
Si tenemos en cuenta que parte de las condiciones para que un permiso de estudio sea aprobado es que el solicitante pueda demostrar que tiene vínculos suficientes con su país de origen por los cuales él o ella deseen regresar antes de que se venza su estadía en Canadá; la decisión de vender todo, renunciar a los trabajos y llegar a Canadá “a ver que se puede hacer” no es definitivamente la mejor decisión.  
 
¿Qué vínculos han quedado de esta familia en su país de origen? Solamente los familiares; que bien sea dicho de paso, ellos por si solos no son garantía de que la familia regrese a su país y menos en el momento en que vivimos en que las familias se encuentran dispersas por el mundo. Adicionalmente a la ruptura de estos vínculos está el hecho de poder demostrar que se tiene la solvencia financiera necesaria para costear los estudios y sostenimiento del solicitante y su familia en Canadá sin necesidad de tener que trabajar.
 
El consulado de Canadá en Los Angeles, como dije anteriormente es el encargado de revisar las solicitudes de permisos de estudio de personas que se encuentran como turistas en Canadá y este consulado tiene un alto índice de negativas en este tipo de casos.
 
Igualmente ocurre con quienes vienen en búsqueda de trabajo. Con excepción de los Mexicanos y Chilenos a quienes el no requerimiento de visa les permite hacer la solicitud de sus permisos de trabajo en la frontera, la solicitud de un permiso de trabajo, aun a través de uno de los Tratados de Libre Comercio, puede durar varias semanas; lo que significa que es factible que se requiera extender el estatus de visitante en Canadá mientras se termina el trámite. 
 
En el caso de los LMIA (Autorización del departamento de Desarrollo Social de Canadá para contratar extranjeros) la cosa es más complicada.  El procesamiento de un LMIA puede tardar alrededor de 4 meses, si tenemos en cuenta que la posición laboral debe haber sido publicada por un mes completo y que el consulado de Canadá en Nueva York puede tomar alrededor de 2 meses en dar una decisión sobre la solicitud del permiso de trabajo, el tiempo de procesamiento en estos casos sería de alrededor de 7 meses.  
 
Los procesos de residencia no es que sean más sencillos ni cortos.  Con excepción del proceso de patrocinio de esposos o parejas dentro del cual el patrocinado tiene la opción de obtener un permiso de trabajo unos cuantos meses después de haber presentado la solicitud de residencia permanente; del proceso de humanidad y compasión y los casos de refugio; no hay ningún otro proceso donde estar dentro de Canadá como turista o sin estatus represente una ventaja; por el contrario, estar dentro de Canadá sin tener claro lo que se va a hacer y tener una respuesta de inmigración puede constituirse en una causal de rechazo del permisos o visas solicitados.
 
¿Qué ocurre con estas familias si sus solicitudes son negadas? Presentar una segunda solicitud con la cual se puedan refutar los argumentos dados por el oficial de inmigración para rechazar el caso no es fácil; mantener el estatus de visitante por más de 1 año puede llegar a ser complicado.
 
Las visas de turismo son útiles cuando las personas vienen a Canadá a presentar entrevistas, a visitar las instituciones educativas para seleccionar la que más se ajusta a sus necesidades o para decidir si Canadá es el país en el que les gustaría radicarse, en otras palabras, para venir por unos cuantos días y después regresar a sus países para hacer los trámites de solicitudes de visas y permisos desde allí.  Pero desde mi punto de vista, usarlas para llegar y decidir, estando ya dentro de Canadá, como legalizar o cambiar el estatus puede ser una decisión que lleve a una negativa difícil de cambiar.
 
Claudia Palacio., RCIC
ICCRC R 416911
 
 

Más de Inmigrando a Canadá

 

Our Media Partners