Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

¿Conoces las diferencias nutricionales entre la batata y la papa?

Ambos tubérculos son beneficiosos para nuestra salud; sin embargo, hay ciertas diferencias nutricionales que podemos tomar en cuenta

Te gustó? Compartelo!

Desde siempre, la papa y la batata (conocida también como boniato, camote o papa dulce) han sido objeto de numerosas comparaciones. Algunos prefieren el sabor dulce de la batata al momento de preparar un sofisticado puré; mientras que otros aseguran que para freír resulta mejor opción la papa.

Más allá de los gustos de cada quien, existe un grupo de personas capaz de afirmar, de manera irresponsable, que una es más saludable que la otra (confundiendo con esto al resto). Ambos tubérculos son beneficiosos para nuestra salud; de hecho, tienen propiedades bastante parecidas.

Sin embargo, hay ciertas diferencias nutricionales que podemos tomar en cuenta a la hora de tener que elegir alguna de las dos.

Vitaminas y minerales. La batata tiene más provitamina A (betacarotenos) y vitamina C que la papa, así como mayor cantidad de manganeso; y es muy rica en vitamina E, un potente antioxidante que previene el envejecimiento prematuro. No obstante, una papa al horno nos proporciona más ácido fólico que una batata.

Aun cuando ambos alimentos ofrecen cantidades similares de magnesio, cobre, fósforo, hierro y zinc, la batata tiene un poco más de calcio que la papa horneada. Pero la papa, preparada de esa misma forma, posee más potasio.

Índice glicémico. El índice glicémico (IG) mide la rapidez con la que un alimento se convierte en glucosa. La batata tiene menos IG que la papa (a pesar de ser más dulce), razón por la que muchos la han considerado mejor elección.

Sin embargo, el IG varía dependiendo del tipo de papa y la forma en la que esté cocida. Por ejemplo, una batata al horno tiene un IG más alto que el de una papa hervida. Esto porque el calor del horno disminuye la humedad de este alimento, permitiendo que sus azúcares se concentren. Por ello, el IG no debe ser la única característica a tomar en cuenta para saber si un alimento es más sano que otro.

Fibra. Aun cuando una batata proporciona 50 % más fibra que una papa blanca, ésta también contiene fibra. Ambos alimentos resultan estupendos para las personas con problemas de estreñimiento, y para aquellos que desean sentirse saciados por mucho tiempo.

chipotletwicebakedsweetpotatoes-1.jpg

Dependiendo de cómo se cocine una u otra, la cantidad de nutrientes cambiará. Lo ideal siempre será consumir estos tubérculos al horno, asados o hervidos. De esta manera, aprovecharemos mejor sus propiedades, y evitaremos ese extra de grasa que obtenemos cuando los comemos de la forma que más nos gustan: fritos.

La clave no está en eliminar por completo un alimento saludable solo porque tenga fama de engordar (como ocurre con la papa), sino en respetar las cantidades de lo que llevamos a la boca, y cocinarlo lo más sano posible. Y tú, ¿cuál prefieres?

No dejes de seguir a Erika De Paz a través de Instagram.

instagram.pngErika de Paz

Más de Manías de un cuerpo saludable

 

Our Media Partners