Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

En tu vida diaria ¿Seguirás empujando?

El luchar para salir adelante es una pieza clave para poder vencer las adversidades del camino.

Te gustó? Compartelo!

Es común que las personas envidien la situación aparentemente fluida, tranquila y exitosa que experimentan otros, mientras aparentemente, no realizan un gran esfuerzo.

Lo que no sabemos o mejor dicho, no nos detenemos a pensar es que ellos viven un periodo de conservación del “momentum” que en la gran mayoría de los casos, es el resultado de una serie de factores que les ha llevado a este periodo de movimiento creciente en el que se requiere una menor cantidad de energía para mantener el avance.

En su mayoría son personas que han realizado grandes esfuerzos en su vida ó bien cuyos ancestros han logrado acumular la suficiente masa crítica para generar dicho movimiento, lo que les permite hoy en día ubicarse en una situación donde con poco esfuerzo mantienen cierto nivel de confort.

Este efecto no ocurre solo en cuestiones materiales o acumulación de riqueza sino también en estilos de pensamiento y hábitos personales, todo comportamiento sostenido por determinado tiempo termina por generar un “momentum”

Para ponerlo de forma mas sencilla podríamos utilizar el ejemplo de empujar nuestro coche, cuando comenzamos a hacerlo requeriremos de una cantidad de energía que prácticamente nos hace pensar que no podremos moverlo, pero seguimos empujando a pesar de que el coche parezca no moverse.

Sin embargo si seguimos aplicando esta fuerza sucederá que el coche comenzará a moverse y no solo eso, sino que conforme este avance, será mucho más sencillo mantenerle en movimiento, precisamente el coche ha logrado alcanzar un “momentum” ese espacio de tiempo en el que la energía aplicada es suficiente para mantenerle avanzando.

De alguna forma en nuestra vida diaria todos estamos empujando no solo uno, sino varios coches, el coche del trabajo, el de la familia, el del amor, ese negocio que deseas emprender, la escuela que deseas terminar, ir al gimnasio. Lo mismo con nuestra actitud, nuestras relaciones personales, nuestra capacidad de administración del tiempo o de organización en nuestro trabajo.

Todos estos cambios requieren que nos mantengamos enfocados en empujar para seguir avanzando, tolerando esa frustración de sentir que el coche no se mueve pero nosotros seguimos imprimiendo fuerza para que así lo haga.

Es precisamente en ese momento en el que el coche aún no parece moverse en el que dentro de nosotros se genera una lucha interna acerca de si vale la pena seguir empujando, de si en verdad se va a mover ese coche ó bien, si el esfuerzo algún día se verá recompensado.

Es nuestra labor lograr que en esa lucha interna siga triunfante aquella parte que nos motiva a seguir intentando, después de todo, depende solo de ti el que así lo haga.

Aunque no sirva de mucho, debemos recordar que todos de alguna u otra forma tenemos pensamientos triunfantes y derrotistas, todos enfrentamos momentos durante el día que nos hacen sentir que nada importa y otros momentos en los que simplemente sentimos que podemos lograrlo todo.

De ti depende cual de las dos voces escuchas y atiendes, tú decides, ¿Sigues empujando hasta lograr avanzar? O simplemente te darás por vencido y te dedicarás a reforzar las frases negativas que algunos otros al lado del camino ya externan.

Cabe mencionar que no todos los coches se van a mover, habrá que determinar cuando dejar de empujar, no siempre va a ser placentero lo que encuentres más adelante en el camino, no todas las personas a tu alrededor estarán contentas de que estés avanzando, hay algunos coches que solo se empujan en pareja (Como el del matrimonio) y si no cuentas con el apoyo de alguien más pues simplemente no podrás seguir avanzando.

Hay muchos puntos a considerar, pero eso ya tendríamos que trabajarlo en forma personalizada en una sesión de coacheo.
 

Publicado: 23 de noviembre, 2011
Artículo: Jaime Leal – Coach de Vida
Twitter: @jaimeleal

Más de Cambias tú, cambia el mundo

 

Our Media Partners