Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

Fundamentos para alcanzar el éxito-profesional y personal

Sólo tú eres responsable de tu éxito o fracaso. No te dejes intimidar por los retos de la vida.

Te gustó? Compartelo!

Un gran edificio es el resultado de una idea que es llevada a cabo con un buen plan el cual es elaborado por expertos que se han preparado y entienden los principios necesarios para llevar a cabo la obra. El edificio debe tener buenos fundamentos y el proyecto se va completando un ladrillo a la vez. Sea cual fuese tu idea o los resultados que quieres ver en tu vida; debes aprender bien los fundamentos y entender los pasos básicos a seguir para alcanzar la meta. Nunca se podrán obtener resultados grandiosos ignorando lo básico y no se puede desarrollar lo complicado si no se hace bien lo sencillo.
Antes de escribir un libro hay que conocer el alfabeto y otras reglas esenciales y comenzar a construir sobre ese fundamento. Para llegar a un destino hay que dar el primer paso; para subir una escalera hay que subir el primer peldaño; se empieza a contar con el número uno; un negocio exitoso comienza con una idea; se aprende otro idioma una palabra a la vez, una regla a la vez; se consigue un título asistiendo a una institución educativa aprendiendo una lección a la vez. Una vez definas lo que quieres lograr; haz un plan y escribe paso a paso lo que tienes que hacer cada día para alcanzarlo o busca la guía de alguien que ha pasado por el proceso y que haya tenido éxito. Cuando tengas conocimiento de los fundamentos o los pasos básicos, ¡Comienza!

La motivación, el enfoque, la constancia y la disciplina son elementos esenciales para el triunfo. El tiempo nunca nos espera y el mal hábito de posponer la toma de decisiones y dar los primeros pasos hace que poco a poco se caiga en las distracciones, se pierda el interés inicial y se sucumba a la inconformidad de la vida rutinaria y a no cumplir con los propósitos que se trazan.

Factor tiempo y garantías

No hay muchas cosas que puedan garantizarse en su totalidad ya que existen circunstancias y situaciones que no se pueden controlar -un accidente, un desastre natural, una enfermedad, la muerte de un ser querido, una crisis económica, en fin… estas son realidades y debemos aprender a no vivir con temores y hacerlo por el único instante que se nos ha designado: “sólo hoy” y la única opción es vivirlo un momento a la vez. Nuestra vida puede definirse en lo que hacemos el día de hoy y una buena idea es hacer caso de ese famoso consejo: “deja que cada día traiga su propio afán”.

No existen garantías en obtener un excelente empleo después de los estudios; sin embargo, está comprobado que la persona que carece de títulos educativos difícilmente tendrá posibilidades de salir adelante a nivel profesional y laboral.  Algunos de los fundamentos que todo ser humano necesita para progresar es el aceptar la responsabilidad de sus acciones, sus consecuencias y liberarse de las excusas que le permiten fracasar. Solo tú eres el responsable de tu éxito o tu fracaso. Una de las cosas más fáciles para nosotros es echarle la culpa a los demás por el fracaso; a nuestros padres, los recursos financieros del hogar, los compañeros de escuela que nos molestaban, los maestros que nos hicieron creer que éramos tontos, esa persona del trabajo que nos odia, etc. y éste mecanismo le "da permiso" a muchas personas para que continúen viviendo en una condición pobre y mediocre. Una de las cosas más difíciles es reconocer nuestros errores, perdonar a los demás o a nosotros mismos y tener la valentía de continuar luchando por los sueños.

No pretendo sugerir que es muy sencillo salir adelante –si fuese fácil todos serían exitosos- pero es sumamente satisfactorio usar las herramientas y los talentos que nos ha dado la vida para enfrentar los retos y pelear por lo que se quiere. Además, es mucho mejor intentar y aprender a nunca haber descubierto nuestro potencial y lo que se pudiera haber logrado pues el simple hecho de haberlo intentado es ya un éxito personal. Recuerda que "el cementerio está lleno de grandes talentos, ideas millonarias, grandes hombres y mujeres" que nunca movieron un dedo para luchar por lo que querían.

No deseches tus sueños; lucha por ellos, aprende por dónde debes empezar y comienza.

 

Publicado: 13 de julio, 2012
Texto: Luis Araque

 

 

Our Media Partners