Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

Coaching nutricional para este verano 2016

Estar a dieta es algo tan popular que hasta se mueve por modas. Sin embargo, en cuanto a nutrición todo es más sencillo de lo que parece

Te gustó? Compartelo!

El objetivo del coaching nutricional es ayudar a cada individuo que quiere mantener, aumentar o perder peso a conseguir sus objetivos. Este apoyo se basa principalmente en desbloquear los patrones emocionales y de conducta que dificultan seguir una dieta.

El coaching nutricional ayuda a disponer de los propios recursos para mantener la motivación que se necesita a través de la escucha activa, la empatía y preguntas de empoderamiento que conducen a una conexión más auténtica con uno mismo.

Estar a dieta es algo tan popular que hasta se mueve por modas y periódicamente surge una nueva dieta “revolucionaria”. Sin embargo en realidad en el tema de la alimentación no hay nada revolucionario, las cosas son mucho más sencillas de lo que parece. Limitarse a vegetales y pollo asado, por ejemplo, podría provocar desnutrición si dejamos de lado elementos esenciales para el funcionamiento de nuestro organismo. Alimentos que algunas dietas consideran prohibidos, como arroz, pasta, frutos secos, etc. son muy importantes pues nos aportan nutrientes fundamentales para nuestra salud. Lo que tenemos que hacer es consumirlos en su justa medida y en el momento adecuado. El coaching nutricional estudia los hábitos alimentarios de cada persona y determina las carencias y excesos para después establecer pautas personalizadas realistas que nos lleven a un estilo de vida saludable. De esta manera buscamos alcanzar el bienestar día a día.

El coaching nutricional funciona especialmente bien con aquellas personas que han intentado hacerlo por su cuenta sin éxito.

¿CÓMO SE HACE EL COACHING NUTRICIONAL?

El coaching nutricional te ofrece guías para comer de todo de forma saludable, mediante la selección de los alimentos que son más beneficiosos para ti. Generalmente empieza con recomendaciones generales, para después ir a cada caso particular y terminar con trucos e ideas para comer esos “alimentos prohibidos” que tanto nos gustan y aun así mantener nuestro peso ideal aun en situaciones de estrés, cansancio, embarazo, lactancia, etc.

Amigo lector, te comparto esta información porque considero que podría servirte para conseguir tus objetivos de una manera más eficiente. Te veo con gusto en mi próxima edición. Tu amiga nutrióloga y coach en nutrición, Carmen Serdán ([email protected]).

CINCO CONSEJOS

1) El ser coach requiere preparación y mucha inteligencia emocional para poder verdaderamente ayudar a las personas. Es posible realizar sesiones a distancia sin embargo lo mejor sería tener un contacto presencial en las primeras sesiones con el coach.

2) Es recomendable diseñar un plan que alterne las sesiones con el nutriólogo y las sesiones de coaching. Con el nutriólogo se realiza el estudio antropométrico para tomar medidas del cuerpo, la encuesta dietética, se elabora el plan nutricional, se analiza el estado fisiológico del paciente, y con el coach, la persona iniciará un proceso de toma de conciencia y de responsabilidad, además de diseñar su propio plan de acción, que contendrá actividades escogidas por la propia persona para ayudarle a vencer los obstáculos que anteriormente ha encontrado al seguir su plan nutricional.

3) Los procesos de coaching duran algunos meses, aunque los resultados en el peso corporal se pueden ver desde unas cuantas semanas días. El coaching nutricional no persigue, por ejemplo, perder peso corporal rápidamente sino ir más allá y formar hábitos alimentarios saludables que van a perdurar toda la vida.

4) Sea el coach, el nutriólogo o el paciente o cliente, ama tu cuerpo y escucha a tu cuerpo.

5) Ten siempre un estado mental positivo y no olvides el ejercicio físico como parte del éxito.

Más de Nutrición al día

 

Our Media Partners