Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

Cómo puedo seguir una dieta vegetariana

Carmen Serdán nos enseña a adaptar la dieta a nuestro estilo de vida y lograr estar satisfechos

Te gustó? Compartelo!

Diversos estudios nos indican que el comer carne, sobre todo procesada, incrementa la probabilidad de sufrir enfermedades del corazón, cáncer y obesidad, por lo que cada vez más médicos recomiendan reducir su consumo o incluso adoptar dietas vegetarianas.

En general, los productos de origen vegetal contienen una menor cantidad de proteínas que los de origen animal, sin embargo aún las dietas vegetarianas tienden a exceder las cantidades diarias recomendadas. Los alimentos vegetales además son ricos en fibra, que ayuda a nuestra digestión y mantener niveles adecuados de colesterol y azúcar en nuestra sangre.

Una dieta rica en cereales, vegetales, leguminosas, nueces y semillas complementada con alimentos ricos en vitamina C como los cítricos y el pimiento, nos podrá proporcionar las cantidades de hierro que necesitamos.

El garbanzo, las lentejas, el ajonjolí o sésamo, los cacahuates y los chícharos o guisantes son excelentes fuentes de zinc al igual que lácteos y huevo, por lo que una dieta vegetariana que incluya estos alimentos nos proporcionará las cantidades diarias recomendadas para mantener un saludable sistema inmunitario o de defensa en nuestro cuerpo y para el crecimiento si es el caso.

Si no consumes lácteos debes incrementar el consumo de vegetales de hoja verde, ajonjolí o sésamo, tortilla de maíz, brócoli y sustitutos de leche y queso (soya) para cubrir las necesidades de calcio. La vitamina D, necesaria para la absorción del calcio, la podrás obtener de bebidas y alimentos fortificados. Recuerda que también necesitamos de un poco de sol, para que nuestro cuerpo pueda absorber esta vitamina. El calcio y la vitamina D te ayudarán a mantener tus huesos y dientes  en buen estado.

Quienes no consumen ningún alimento de origen animal deben muchas veces consumir un suplemento de vitamina B12 que es indispensable para el desarrollo de los glóbulos rojos de la sangre y el funcionamiento del sistema nervioso.

Amigo lector, antes de decidir un cambio a cualquier tipo de dieta, vegetariana o no, te recomiendo consultar con tu médico o nutriólogo para asegurarte de que ésta cubra tus necesidades además de adaptarse a tu estilo de vida y que te encuentres satisfecho y feliz con tu vida. Te veo con gusto en mi próxima edición. Tu amiga Carmen Serdán E.

SEIS CONSEJOS SOBRE DIETAS VEGETARIANAS

1.    Los motivos por los que el vegetariano justifica su elección por determinada dieta varían. Algunos lo hacen por salud, otros por preocupación por el medio ambiente y algunos más por razones éticas o religiosas. Sea cual sea la razón por la que te motivas, por favor primero infórmate y averigua cómo planificar tu nuevo estilo de vida o dieta, para que resulte beneficiosa.

2.    Es importante que busques platillos y recetas que sean deliciosas al paladar, así no te aburrirás de la comida y te mantendrás conforme con tu dieta. Ahora con la ayuda del internet podrás encontrar ricas y prácticas recetas.

3.    El bajo contenido de grasas vegetales con respecto a los alimentos de origen animal en lugar de ser un problema es en general benéfico para la salud siempre y cuando se tenga una dieta que incluya alimentos ricos en aminoácidos derivados de proteínas y almidón derivados de hidratos de carbono, como el caso de la combinación de cereales y leguminosas. Las semillas y nueces, por ejemplo, son alimentos ricos en grasas saludables, siempre y cuando no se les consuma en exceso. Los vegetarianos pueden alcanzar excesivas porciones de grasas si la dieta contiene grandes cantidades de frutos secos, aceites vegetales, alimentos procesados, dulces y más aún si consumen productos lácteos o huevos. Que dejes de comer carne, no siempre se traduce en una reducción de peso y un estado de salud óptimo.

4.    Para quienes se encuentran en las primeras etapas de la vida, no es recomendable eliminar por completo el consumo de productos de origen animal sin supervisión médica.

5.    Si decides la opción vegetariana y sobre todo la vegana, ten cuidado con las proteínas, hierro, zinc, vitamina B12, calcio, vitamina D y con más énfasis si eres adolescente o si estás embarazada. Busca algún profesional de la salud que te de mucha confianza.

6.    Acentúa lo positivo. Concéntrate sobre todo en los alimentos sanos que encajan en el plan vegetariano en lugar de pensar en los alimentos que hay que evitar. Tener amigos que compartan tus costumbres alimentarias es genial ya que te darán ánimos para continuar, sin embargo ten en cuenta que no todas las personas comprenderán tu estilo de vida: Demuestra tu madurez tratándolos con respeto y evitando inculcarles tu dieta a la fuerza.

 

Más de Nutrición al día

 

Our Media Partners