Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

Nutrición y dietas que combaten el envejecimiento

Carmen Serdán asegura que es posible retrasar el envejecimiento y así lograr una mejor calidad de vida

Te gustó? Compartelo!

El progreso en las ciencias de la salud ha incrementado la probabilidad de que logremos vivir más años de manera saludable y activa. Es un hecho que conforme envejecemos, nuestro cuerpo y mente cambian, y es muy importante saber qué esperar y cómo prepararnos para cada etapa de la vida. Algunos cambios son normales al envejecer mientras que otros pueden ayudarnos a identificar problemas futuros que podríamos evitar. Es importante reconocer la diferencia y conversar con nuestro médico de familia si tenemos alguna inquietud.

Un estilo de vida saludable puede ayudarte a enfrentar los cambios normales del envejecimiento y disfrutar de tu vida plenamente.

Una dieta antienvejecimiento (antiaging) busca incrementar nuestra longevidad por medio de una nutrición óptima. Pretende prevenir enfermedades y conseguir una vida sana y de calidad evitando los efectos negativos de los residuos metabólicos que producen nuestras células. La acumulación de dichos desechos en nuestro cuerpo a lo largo de nuestra vida si no hay un proceso correcto de excreción, sobre todo si consumimos toxinas en exceso, podría, por ejemplo, ocasionarnos cáncer. La dieta se debe basar en tus necesidades individuales, tu tipo de actividad y tu genética.

Algunos de los factores que podrían impedir un envejecimiento saludable son:

  • Mala alimentación
  • Exceso de peso
  • Alcohol, tabaco, drogas y otras adicciones
  • Mala hidratación
  • Falta de sueño
  • Poca actividad física
  • Estrés
  • Ciertas enfermedades físicas y mentales
  • Factores genéticos

Amigo lector, el envejecimiento no se puede evitar pero es posible retrasarlo o aligerarlo y así lograr una mejor calidad de vida. Te veo con gusto en mi próxima edición. Tu amiga especialista en Nutrición, Carmen Serdán ([email protected]).

Consejos y comentarios de Carmen Serdán:

1)         Es muy importante hacer ejercicio físico diariamente, adecuado a nuestra edad y condición física.

2)         También es muy importante ejercitar nuestro cerebro. Aprender algo cada día. No perder la curiosidad, el interés ni el amor por todo lo que nos rodea.

3)         Entre los nutrimentos que debemos incorporar a nuestras comidas tenemos:

  • Vitamina C: Naranjas, limones, pomelos o toronja, kiwis, pimientos, brócoli y espinaca.
  • Vitamina E: Aceitunas verdes, espinaca, almendras y otras nueces y semillas.
  • Antioxidantes: Arándanos, ciruelas, uvas y cebollas moradas.
  • Grasas saludables (omega 3): Salmón, nueces, mariscos y aceite de hígado de bacalao.

4)    Entre los nutrimentos cuyo consumo deberíamos reducir tenemos:

  • Azúcares y harinas refinadas: Dulces, bebidas endulzadas, pan y derivados de cereales.
  • Grasas saturadas y grasas trans. Ejemplos de alimentos con grasas saturadas son la mantequilla, el queso, el tocino y la manteca. Ejemplos de alimentos con grasas trans son los pastelillos, los bocadillos fritos y la margarina.

5)   Otras recomendaciones:

  • Trata de consumir alimentos sin toxinas. Dejar de fumar y reduce tu consumo de alcohol.
  • Bebe más agua y distribuye tu consumo durante el día.
  • Para mejorar tu memoria puedes probar el ginkgo biloba y para mejorar tu circulación y articulaciones, consume más ajo.
  • El ejercicio físico es muy importante. Es muy recomendable hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día. Por ejemplo caminar, nadar, andar en bicicleta o hacer yoga.
  • Date el tiempo de mantener amistades con quienes charlar tranquilamente acerca de temas de interés mutuo.
  • No te olvides, si eres joven, de tener un ahorro para tu jubilación, para que puedas tener una vejez tranquila y sin muchas preocupaciones económicas

Más de Nutrición al día

 

Our Media Partners