Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

En Canadá los hijos volverán a ser dependientes hasta los 22 años

Ministro Ahmed Hussen anunció que la nueva medida funcionará a partir del 24 de octubre, 2017

Te gustó? Compartelo!

Hay dos programas de inmigración en que la gente ha estado esperando cambios con mucha ansiedad, uno es en el programa de ciudadanía y el otro es el programa de patrocinio respecto a la edad de dependencia. Y recientemente, el Ministro de Inmigración, Refugio y Ciudadanía, Ahmed Hussen, anunció cambios en ambos programas.
 
Sobre la edad de dependencia, dijo que el cambio va a comenzar a funcionar a partir del 24 de octubre de este año, y consiste básicamente en que la edad de dependencia va a subir de 19 a 22 años de edad. Es decir que cualquier joven hijo dependiente menor de 22 años de edad podrá ser patrocinado, podrá ser incluido en cualquier solicitud de residencia permanente de sus padres, siempre y cuando no esté casado ni esté viviendo en unión libre, que es la definición de hijo dependiente.
También es un hijo dependiente, de acuerdo a la definición y a las nuevas reglas, un hijo que por un problema de salud ya sea mental o física es dependiente de sus padres. Aquí, no importando la edad que el dependiente tenga puede ser patrocinado o incluido en una solicitud, aunque obviamente hay que demostrar esa dependencia.
 
El gobierno dice que para las personas que han hecho solicitudes para la residencia permanente entre agosto 1 del 2014 y octubre 23 del 2017, la edad de dependencia que existe en este momento va a ser aplicada, es decir que no les van a dar el beneficio del cambio. Sin embargo, plantea que las familias pueden pedir que se incluya a los hijos por razones de humanidad y compasión, por lo que quienes ya han iniciado un proceso para residencia permanente y tienen hijos que están todavía bajo los 22 años de edad, pueden pedir que por razones humanitarias se les permita incluir a estos jóvenes en la solicitud. Esto probablemente va a retrasar un poco el proceso, lo cual es algo que obviamente deben tener en cuenta los padres, pero entre esperar un poco más y poder incluir a todos los hijos, probablemente las familias van a optar por incluir a todos los hijos.
 
Yo creo que el gobierno realmente se quedó corto en este tema de la edad de dependencia porque no reversó la ley completamente a lo que era antes de los cambios hechos por el gobierno conservador. Porque la ley anterior a los cambios permitía que si uno podía demostrar que los hijos estaban estudiando y continuaban siendo dependientes de los padres después de la edad de mayoría, se les permitía de todas maneras ser incluidos en la solicitud de residencia permanente de los padres, o poderlos patrocinar directamente. Pero esto no lo han vuelto a poner, por lo que es solamente hasta los 22 años que se puede incluir a un hijo o patrocinarlo.
 
En relación a la ley de ciudadanía, felizmente, después de mucho tiempo, ha sido cambiada por el Senado. Las recomendaciones del Senado ahora van a ser revisadas por el Parlamento Federal, y esperamos que van a ser implementadas antes del fin del año, aunque todavía no sabemos la fecha exacta.
 
La mayoría de los cambios que la ciudadanía esperaba se hicieran fueron sugeridos por el Senado: 
  • Que se baje el tiempo requerido para poder solicitar la ciudadanía canadiense a tres años en cuatro años (el gobierno conservador lo había subido a cuatro años en seis años) 
  • Otorgarle un bono de un año a las personas que estuvieron en Canadá durante dos años antes de obtener la residencia permanente (se les otorgará medio día por día vivido aquí, hasta un máximo de un año).
En términos concretos, por ejemplo, si a una persona le dieron la residencia permanente en octubre del 2016, podría estar solicitando la ciudadanía en octubre del 2019, pero sí estuvo viviendo en Canadá por lo menos dos años antes de obtener la residencia permanente, va a poder solicitar la ciudadanía en octubre del 2018. 
 
No obstante, hay que tener en cuenta que cualquier tiempo que la persona pasó fuera de Canadá va a ser descontado, porque es presencia física en Canadá la que exige, algo que se mantiene en la nueva legislación.
 
Pero probablemente la parte más importante de estos cambios es que: 
  • Se va a eliminar la cláusula que establece que el gobierno tenga el poder de quitarle la ciudadanía a las personas que sean encontradas culpables de ciertos delitos dentro de Canadá, particularmente la sección que permitía que si una persona nacida en Canadá que tuviera doble ciudadanía (como es el caso de la mayoría de jóvenes nacidos en Canadá de padres extranjeros) era encontrada culpable de ciertos crímenes, se le podía quitar la ciudadanía canadiense.
No obstante, dentro de la nueva ley se va a mantener la cláusula que estipula que a las personas que soliciten la ciudadanía y den declaraciones fraudulentas en la solicitud, se les va a quitar la ciudadanía.
 
Algo que seguramente no va a gustar mucho es que uno de los cambios sugeridos por el Senado establece que la edad para que los solicitantes de ciudadanía hagan los exámenes de idioma y de conocimientos sea entre 18 y 60 años (el gobierno conservador lo había establecido entre los 14 y 64 años de edad). Esto significa que la propuesta es subirlo de 55 (como era antes de los cambios del gobierno conservador) a 60, pero todavía tenemos que esperar para ver si el Parlamento Federal lo cambia, lo cual esperemos que así suceda, ya que hay muchas personas que están esperando ansiosamente poder solicitar la ciudadanía y que ya tienen o están por cumplir 55 años de edad.
 
Precaución para los refugiados con residencia canadiense
 
Un consejo que no tiene que ver estrictamente con los cambios pero que es importante tener en cuenta ante los nuevos reglamentos, es que las personas que son refugiadas, que se les dio la residencia permanente por ser refugiadas y que han salido a visitar el país del cual pidieron refugio, que han usado el pasaporte del país del cual pidieron refugio, o que han ido al consulado de su país a pedir una extensión de su pasaporte, deben tener en cuenta que se está usando el programa de ciudadanía y de renovación de residencia permanente como filtro para quitar la residencia permanente.
 
Es decir que a través de la renovación de la residencia permanente y de las solicitudes de ciudadanía están agarrando a las personas que han regresado a su país de origen, que han ido a su consulado o han usado el pasaporte de su país de origen. Se les está reabriendo su caso y en la mayoría de ocasiones se les está quitando el estatus de refugiado y la residencia permanente.
En este sentido, deben tener mucho cuidado antes de hacer un trámite de ciudadanía. Hablen con un asesor o abogado de inmigración, una persona que conozca muy bien el tema, para no cometer el grave error de entregarse a que les quiten el estatus migratorio
 

Más de Inmigrando a Canadá

 

Our Media Partners