Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

Entró en vigencia la eliminación del requisito de Visa para los mexicanos en Canadá

Excelentes oportunidades para trabajar legalmente y para poder obtener la residencia permanente a futuro

Te gustó? Compartelo!

Esta semana se levanta finalmente el requisito de visa para los mexicanos que quieren venir a Canadá. El gobierno canadiense eliminó el requisito de visa, pero simultáneamente, a partir del 9 de noviembre pasado, se implementó un requisito llamado Electronic Travel Autorization (ETA) para todas las personas que vienen de países para los cuales no se requiere visa de visitante o de residente temporal.

La ETA es un documento que se puede obtener en línea, cuesta siete dólares, y para llenarlo se debe contestar una serie de preguntas sobre datos básicos, lugar de trabajo, etc.

Con la eliminación de la visa y la implementación de la ETA, muchos creen que ahora tienen vía libre para venir a Canadá, sin embargo, con toda seguridad hay personas a las que no se las va a dar la ETA, a quienes se la van a rechazar, dado que esta no es una autorización automática.

Particularmente van a ser rechazadas las personas que han sido deportadas de Canadá en algún momento. No importa del país que sean, que en el caso de América Latina son únicamente México y Chile.

En esta misma lógica, las personas que han tenido una orden de deportación de Canadá, aunque se les otorgue la ETA, deben tener claro que no pueden regresar a Canadá si no obtienen antes una Autorización para Regresar a Canadá en el consulado canadiense de su país de origen o donde estén residiendo legalmente.

La ley de inmigración de Canadá dice que cualquier persona que ha sido deportada no puede regresar nunca a menos que obtengan esta Autorización para Regresar.

En este sentido, es importante que las personas entiendan que a pesar de que no requieren una visa y que pudieran llegar a obtener la ETA, también tienen que sacar esa autorización, porque si no, al llegar al aeropuerto les van a negar el ingreso dado que son inadmisibles al país por haber sido deportados anteriormente de Canadá.

Otro factor que es muy importante tener en cuenta es el hecho de que, si la persona tiene la ETA, eso tampoco significa que las puertas están abiertas y que van a entrar directamente al país. Porque al llegar al aeropuerto van a tener que satisfacer al Oficial de Inmigración de que en realidad son residentes temporales, que son visitantes genuinos, y que al finalizar su visita aquí en Canadá van a regresar a su país de origen.

Esto significa que deben venir preparados, deben traer cartas de sus trabajos en su país de origen en las que diga cuáles son sus responsabilidades, cuánto tiempo tienen de vacaciones y cuándo se les espera de regreso. Si son estudiantes, igual. Deben traer documentación que compruebe que están estudiando y que tienen una fecha específica para regresar a su país de origen.

Deben traer suficiente dinero para mantenerse durante su estadía en Canadá. Si vienen a visitar parientes y amigos, estos deben estarlos esperando en el aeropuerto dado que pueden ser llamados por el Oficial de Inmigración. Y si no están en el aeropuerto para recibirlos, por lo menos deben estar accesibles en un número de teléfono al cual el Oficial de Inmigración, si así lo desea, pueda llamarlos para verificar que estas personas están viniendo a visitarlos y que se va a quedar con ellos.

La ETA efectivamente no es una visa, pero se podría decir que es una especie de mini visa que sirve para facilitar la entrada a las personas que están llegando de países que no necesitan una visa.

Hay que tener en cuenta que la ETA la va a expedir el mismo Departamento de Inmigración, por lo que, si la persona tiene antecedentes negativos en el sistema global de inmigración, lo más probable es que le rechacen la ETA.

Como dije antes, personas que hayan sido deportadas y que necesiten autorización para regresar, o que hayan recibido una orden de exclusión en algún momento, no pueden regresar si no pasan un año desde el momento en que salieron del país, o cinco años si la orden de salida fue emitida porque la persona dio falso testimonio al Departamento de Inmigración en algún momento.

Entonces, dependiendo del historial de la persona con Inmigración Canadiense, pueden tener o no problemas para obtener la ETA.

Pero, por otra parte, se debe considerar que hay cosas que son muy positivas con respecto a los ciudadanos de México y de Chile, ya que Canadá tiene firmados tratados de libre comercio con esos dos países y por tanto existe una lista de profesiones y ocupaciones por medio de las cuales un ciudadano chileno o mexicano puede recibir una oferta de trabajo de una compañía canadiense en profesiones específicas establecidas en los tratados.

Los ciudadanos de estos dos países tienen la posibilidad de obtener un permiso de trabajo que se puede procesar desde dentro de Canadá, sin que tengan que salir del país, y son exentos de obtener un Labour Market Impact Assessment, que es el permiso del Departamento de Recursos Humanos de Canadá para que una compañía le pueda dar trabajo a un extranjero.

En esta lógica, a las personas que estén viniendo con la intención de investigar las posibilidades que tienen de poder residir en Canadá, el consejo es que traten de averiguar primero cuáles son las ocupaciones que se encuentran en la lista de estos tratados y que traten de conseguir una oferta de trabajo, dado que no hay ninguna prohibición para que la persona trate de conseguirlo. No pueden trabajar sin una oferta de trabajo, pero sí pueden buscar trabajo y sacar su permiso de trabajo antes de hacer cualquier otra cosa si tienen la intención de quedarse a vivir en el país.

Pero quedarse indocumentado, por ejemplo, si se es contador, ingeniero, arquitecto, profesor, diseñador gráfico, o si se tiene una de las otras decenas de profesiones que existen en esas listas, sería una pena. Porque con un poquito de esfuerzo, usando los contactos que tengan disponibles en el país y los distintos sitios web de trabajo, podrían conseguir un empleo, quedarse de manera legal y luego obtener la residencia permanente.

Porque no se debe olvidar que una persona que trabajó en Canadá con un permiso de trabajo en ciertas ocupaciones durante un año, tiene la posibilidad de procesar su trámite bajo el Canadian Experience Class.

También, recordemos que hace dos semanas el Ministro de Inmigración anunció que a las personas que se encuentran trabajando en los programas bajo los Tratados de Libre Comercio se les da puntaje adicional para el programa Express Entry, dependiendo obviamente de la ocupación en la que estén trabajando aquí en Canadá. Son definitivamente excelentes oportunidades para trabajar legalmente y para poder obtener la residencia permanente en un futuro cercano.

Más de Inmigrando a Canadá

 

Our Media Partners