Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

IRB implementará nuevas modalidades para audiencias de refugio en Canadá

Nuevas medidas son esenciales para prevenir que haya un atraso de casos a causa del incremento de personas entrando a Canadá y pidiendo refugio

Te gustó? Compartelo!

El Consejo de Inmigración y Refugio de Canadá (Immigration and Refugee Board, IRB) anunció el pasado 3 de febrero que implementará nuevos procedimientos para las audiencias de refugio. Estas medidas son esenciales para prevenir que haya un atraso de casos a causa del incremento de personas entrando a Canadá y pidiendo refugio.

El aumento de peticiones de refugio se debe a la inestabilidad global que se vive y a la nueva política inmigratoria del gobierno de Estados Unidos.

Desde el 15 de diciembre del 2012, la división de protección al refugiado debe procesar los casos de refugio dentro de periodos establecidos por los reglamentos. Algunos casos, los que vienen de países designados, deben tener su audiencia a los 45 días de haber sido encontrados elegibles para presentar un caso de refugio ante las autoridades competentes, y en otros casos en 60 días después de haber recibido elegibilidad.

A partir de marzo del 2017 habrá tres tipos de audiencias. Habrá la audiencia normal a la que estamos acostumbrados que puede tomar medio día, un día o más, dependiendo de la dificultad del caso. Habrá audiencias cortas (imagino que serán de una o dos horas) para casos que no presenten dificultades y sean personas provenientes de países que tengan un 80% de aceptación por la División de Protección al Refugiado, y habrá casos que serán aceptados sin audiencia.

Hasta hace poco el gobierno se pudo mantener dentro de los tiempos estipulados para las audiencias, pero desde el año pasado, de acuerdo a fuentes dentro de la agencia de servicios fronterizos, los pedidos de refugio han aumentado el 63%. Aproximadamente 7,000 de los pedidos de refugio fueron registrados en un puerto de entrada, pero se estima que unos 2,000 han entrado de forma irregular.  Las personas que están entrando de manera irregular son quienes están huyendo de Estados Unidos y cuyos casos no caen dentro de las excepciones al Tratado del Tercer País Seguro.

El Tratado del Tercer País Seguro fue implementado por Canadá y Estados Unidos en el año 2004 y desde entonces cualquier persona que se encuentre en Estados Unidos debe pedir refugio en ese país y si se encuentran en Canadá deben pedirlo en Canadá. Esto significa que no pueden llegar a la frontera por tierra y pedir refugio. Hay varias excepciones a esta regla y básicamente son: Si la persona que se encuentra en Estados Unidos tiene familia en primer grado en Canadá, si entra por avión o por nave o si se encuentra dentro de Canadá, entonces sí pueden pedir refugio.

Esta última excepción está siendo usada por personas que tienen temor de regresar a su país de origen, pero también tienen temor de permanecer en Estados Unidos por las políticas migratorias anunciadas por el recién electo presidente Donald Trump. Por ello, en los últimos meses hemos visto un aumento de personas entrando de manera irregular a la provincia de Manitoba, la mayoría provenientes de África. También hay un aumento significativo de personas entrando por Quebec. 

El temor de ser deportados a sus países por el gobierno de Estados Unidos es tal que muchos de estos refugiados están poniendo sus vidas en peligro para poder pedir refugio en Canadá. De hecho, dos jóvenes de Ghana que cruzaron a finales del 2016 sufrieron hipotermia en parte de sus extremidades y perdieron dedos de la mano.

Y el número de refugiados va a seguir aumentando en la medida que continúen los ataques verbales a los refugiados, a los indocumentados y a las personas de los 7 países que son parte del bloqueo realizado por el nuevo gobierno de los Estados Unidos.

El problema para Canadá es que si continúa aumentado el número de refugiados el sistema va a colapsar y volveríamos a tener los problemas que tuvimos en el pasado, cuando un caso de refugio podía tomar muchos años para ser procesado, perjudicando a las personas que estuvieran en peligro y separando familias.

En estos momentos tenemos el ejemplo de los llamados “legacy cases”, que son personas que llegaron antes del 15 de diciembre del 2012 y cuyos casos han quedado congelados. Hay aproximadamente 3,000 personas esperando hasta 4 años y medio o más que no han tenido su audiencia y no hay ninguna indicación de cuando la tendrán. Estos casos han quedado congelados precisamente para que se pudieran procesar dentro de los tiempos requeridos por la ley los casos que llegaron después del 15 de diciembre del 2012.

En esta lógica, las nuevas medidas anunciadas por el gobierno canadiense son muy buenas, puesto que hay países que tienen un record atroz de violaciones a los derechos humanos y, por lo tanto, si el caso está bien preparado y documentado, no es necesario que el solicitante tenga que comparecer ante un miembro de la división de protección al refugiado. Así se va a ahorrar tiempo y dinero al gobierno mientras se les brinda la protección necesaria a las personas.

Del mismo modo, en los casos donde hay sólo un par de hechos que se deben clarificar, no es necesario perder todo un día testificando en una audiencia. Con las nuevas medidas definitivamente se agilizará el proceso y se ahorrará dinero.

Mientras tanto, las personas en los Estados Unidos que tienen parientes en Canadá no tienen problemas puesto que forman parte de las excepciones y por tanto esto les garantiza la entrada y la ayuda para establecerse. El problema está con las personas que no caben en ninguna de las excepciones al Tratado del Tercer País Seguro, ya que sólo pueden pedir refugio estando dentro del país. Esto resulta en que la gente pague mucho dinero a traficantes de seres humanos para cruzar o que se pongan en situaciones de peligro, como fue el caso de los jóvenes de Ghana que se congelaron cruzando y perdieron sus dedos.

El gobierno canadiense ha tomado medidas para ayudar a las personas de los siete países que fueron afectadas por la prohibición de Trump, pero entendiblemente no puede legalmente lidiar con los millones de indocumentados que se encuentran tratando de huir de los Estados Unidos. Canadá no tiene la infraestructura para recibirlos, pero, aun así, se puede decir que para algunos de ellos mantiene las puertas abiertas.

Más de Inmigrando a Canadá

 

Our Media Partners