Automated Computer Translation

Loading
Ingresa una palabra o clave que deseas buscar.

Vibrante concierto de Jesús Alemañy y Cubanismo en Toronto

Artistas latinos contagiaron el Opera House de Toronto con los más calientes ritmos cubanos

Publicado: 
23-06-2017Por Adriana Avila
Te gustó? Compartelo!

cubasup.png
 
Inició en Toronto la añorada temporada de verano 2017 y el pasado jueves 22 de junio la temperatura se elevó al máximo porque se presentó en la ciudad el maestro Jesús Alemañy y su energético grupo Cubanismo en The Opera House.
 
La comunidad latina y canadiense se deleitó con el sabroso ritmo cubano, escuchamos, bailamos y gozamos al compás de la música de este destacado trompetista y director cubano. Jesús Alemañy y su Cubanismo nos hizo sentir al público que podía existir una playa al salir del recinto para bailar hasta el amanecer. 
 
Por azares del destino tuve la oportunidad de subir al escenario y conocer a los músicos, puesto que estaban a punto de comenzar. La vibra que se siente es indescriptible, la complicidad que existe entre los integrantes, la mezcla entre profesionalismo, diversión y aventura, todo el goce que les causaba proyectar su ritmo a los asistentes.
 
Y la audiencia estaba destinada a dejarlo todo en pista, una experiencia ultra diferente a cuando uno está acostumbrado a ver mosh pits en conciertos de metal allí, en el mismo Opera House. 
 
 
 
“¡Saque a su pareja a bailar! Y si no tiene, ¡qué importa!, conozca gente e invite al de al lado a danzar”, así fue la invitación que Jesús Alemañy nos hizo y su trompeta fue el sazonador de una gran noche, no sin mencionar a algunos de sus integrantes de la agrupación, como el Maestro Evelio Galán , que le hace bastante honor a su apellido, regalando miradas a la audiencia y buscando mi lente para obsequiar una sonrisa.
 
Percusiones, voces, risas y trompetas fueron los ingredientes esenciales para toda una fiesta en el escenario, ese ritmo explosivo al son de melodías como “Salsa a la manzana”, un hit que retrata a la ciudad de Nueva York. 
 
El maestro Jesús Alemañy hizo brillar a cada uno de los integrantes, ¡thumbs up!, sonrisas y mambo.
 
En mi personal opinión, pese a no ser una fanática de mover el esqueleto, con Cubanismo descubrí que no necesito saber los pasos de baile para gozar la música cubana. Cubanismo es para sentirlo, escucharlo y saborearlo, con una cerveza en la mano o baila en tu mismo círculo como yo lo hice, todo fue válido y posible con el incansable y energético ritmo de Cubanismo. ¡Gracias Cubanismo, a seguir dándole Mambo!
 
cubainf.png
 

 

Our Media Partners