Cuatro enfermedades asociadas al consumo de carbohidratos

Estos nutrientes son nuestra principal fuente de energía pero no debemos abusar de su consumo
Toronto · Publicado el: 16 octubre, 2018

Los carbohidratos, hidratos de carbono o azúcares, son la principal fuente de energía de nuestro cuerpo. Se encuentran en alimentos como el azúcar de mesa, la miel, las frutas, los cereales y tubérculos (como la papa o patata), y también en las leguminosas o legumbres.

Algunos de los carbohidratos, como los almidones de los cereales y los tubérculos, se descomponen en azúcares sencillos, como es la glucosa, mediante la acción de las enzimas que favorecen y regulan estos procesos dentro de nuestro cuerpo.

Otros, como los que se encuentran en las Fibras Alimentarias o Dietéticas, no pueden ser digeridos por lo que no son una fuente de energía. Sin embargo el consumirlos nos beneficia, ya que aumentan la cantidad de agua y el volumen en el intestino con lo que se incrementa la facilidad de movimiento en nuestro tubo digestivo y logramos así una mucho mejor digestión, además de sentirnos más fitness, ligeros o cómodos fisica y mentalmente.

La glucosa, que creo que cada vez escuchamos más este término, la podemos encontrar en las frutas, es el carbohidrato que nuestro sistema digestivo absorbe con mayor rapidez. En breve. hay carbohidratos de absorción rápida y carbohidratos de absorción lenta. El consumo de carbohidratos de absorción rápida nos ayuda a controlar el apetito y los niveles de azúcar en la sangre. Los de absorción lenta como los que se encuentran en el pan (cereal) pueden ser adecuados para una persona diabética  o para un deportista durante y después del entrenamiento.

Resultaría interesante investiguemos un poco más del efecto que hacen los carbohidratos en nuestro cuerpo, ya que luego escuchamos la palabra carbohidratos (carbs en inglés) y nos asustamos, recuerda amigo lector, todos los excesos no nos ayudan, procura la moderación.

Los niveles de azúcar o glucosa están controlados por dos hormonas llamadas insulina y glucagón. Cuando los niveles de azúcar aumentan, el páncreas libera insulina y cuando disminuyen libera glucagón a fin de regresarlos a la normalidad.

Enfermedades asociadas al consumo de carbohidratos (CH)

  • Diabetes: Los diabéticos no pueden por lo general producir suficiente insulina por lo que tienen que tomar comprimidos hipoglucemiantes o inyectarse insulina para bajar el nivel de azúcar en su sangre, además de comer cantidades periódicas y controladas de CH.
  • Intolerancia a la lactosa: Algunas personas no pueden digerir los CH que provienen de productos lácteos por lo que pasan al intestino grueso y sirven como alimento a las bacterias, provocando gases, cólicos y diarrea. En este caso recomendamos reemplazarlos por productos a base de soya (soja) complementados por otros alimentos como la tortilla de maíz o el brócoli, que aportan el calcio que necesitamos para nuestros dientes y huesos.
  • Sobrepeso y obesidad: El cuerpo puede mantener algunos CH almacenados en el hígado y músculos. Los demás son convertidos en grasa. Quienes llevan una vida sedentaria necesitan menos calorías y los deportistas muchas más. Esto explica porque dos personas que consumen la misma cantidad de CH, incrementan su peso de forma diferente.
  • Caries: Al comer, parte de los azúcares y almidones se pegan a los dientes. Esto aumenta la producción de ácido que ataca el esmalte de los dientes y favorece la aparición de caries (cavities en inglés). Cuidemosnos, aquí y en casi todos los lados, las visitas al dentista resultan muy costosas.

Entérate más:

Estos son cinco datos sobre los nutrientes que seguro no conocías


Amigo lector, alrededor del 55% de las calorías que necesitamos por día para abastecernos de energía deben provenir de los carbohidratos. Es decir, 55% significa que malos no son los azúcares, pero si abusamos de esta proporción, si lo será, y nos sentiremos pesados, cansados y con más hambre entre comidas, además de que seguramente ganaremos peso corporal.

Ojo, el exceso de carbohidratos podría convertirse en grasa. Precisamente en mi próxima colaboración por este medio, hablaré de forma amigable o bonita, de las famosas grasas que en ocasiones también nos asustan. Tu amiga nutrióloga, del hoy, del siglo 21, Carmen Serdán E. ([email protected]).

Carmen Serdán E., nutricionista online

Productos naturales recomendados:

  • Avena: Muy recomendable para los diabéticos ya que no causa descompensaciones bruscas y contiene fibra para una buena digestión y eliminación de colesterol. Es un buen anti-estresante o relajante natural. Es importante no consumirla en exceso por su elevada cantidad de calorías, como cualquier otro cereal. Es un alimento que podría empezar a consumir un bebé de seis meses o más.
  • Nopal: Nos ayuda contra la diabetes y el aumento de azúcar en sangre. Gracias a su gran cantidad de fibra combate la obesidad y el aumento de colesterol de sangre. Se puede comer en ensaladas, como  guarnición en las comidas o preparado como jugo. En Canadá lo puedes encontrar en tiendas que venden productos latinos y también existe en comprimidos en algunas tiendas naturistas.
  • Polen de abeja: Contiene un alto porcentaje de carbohidratos lo que lo convierte en un complemento alimenticio o alimentario ideal en periodos de escasa energía. Es recomendado para todo tipo de personas sometidas a estrés físico y emocional.
    También en las tiendas naturistas o herboristerías están la Garcinia Cambogia y el Picolinato de Cromo, sin embargo, te aconsejo optes por una buena alimentación y productos como la avena, el nopal o el polen de abeja, de acuerdo a tus necesidades. Pregunta con confianza al encargado del lugar donde lo piensas comprar, el o ella seguro de daran una buena sugerencia.
  • Te sugiero que consumas cereales integrales.
  • Al comer frutas, selecciona variedad de colores para que contengan distintas sustancias nutritivas y sabores.
  • Recuerda,  el exceso de azúcares se convierte en grasa que se acumula en nuestro cuerpo causando enfermedades como obesidad, cáncer, enfermedades cardiovasculares afectando el corazón y la circulación, entre otras.
  • Los edulcorantes, endulzantes artificiales o sustitutos de azúcar, no son la mejor opción para sustituir los azúcares, es decir, no son la llave para una dieta saludable. Aún falta mucha investigación sobre estos sustitutos de azúcar. Mejor te recomiendo consumir los carbohidratos o azúcares con moderación, sin exceso, sin la necesidad de acudir a estos sustitutos. Insisto, se está estudiado sobre los efectos secundarios de los endulzantes artificiales, como podría ser cáncer o depresión, así que entre menos los consumas, mejor, ¿cómo para qué arriesgarse?

Hay otros caminos más naturales y sanos para endulzarte no solo tus alimentos, sino también tu vida, como por ejemplo incrementando tu consumo de frutas y de cereales integrales, además de aumentar tu ejercicio físico, compartir momentos con los amigos, estudiar, trabajar, reír y tener mucha fe, paciencia, serenidad, tolerancia, caridad. Sino ¿cómo contribuimos a este mundo actual que está realmente de cabeza? Siempre optemos por alimentos, actividades o actitudes que nos endulcen la vida, no que al final nos amarguen.

Y, ¿Los llamamos carbohidratos, hidratos de carbono y azúcares? Mientras los términos en la Nutrición como ciencia van tomando más forma, llamémoslos de cualquier forma, insisto, solo que sean para endulzarnos la vida y no para darnos un mal sabor de boca, metafóricamente.

Nutrición al día

PhD. Carmen Serdán E.

Carmen Serdán es Licenciada en Nutrición y Ciencia de los alimentos. Cuenta con estudios y experiencia en países como México, España y Canadá.

Próximos Eventos

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes

Próximos Eventos

Toronto Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.