Descubre cómo cuidar tu vesícula biliar en 12 pasos

Consejos para cuidar tu vesícula y prevenir enfermedades por la nutrióloga Carmen Serdán
Toronto · Publicado el: 8 abril, 2014

La vesícula biliar es un órgano con forma de pera ubicado debajo del hígado. Almacena bilis, un líquido producido por el hígado para digerir las grasas. Las principales enfermedades de la vesícula biliar la formación de cálculos, el cáncer y la inflamación de la vesícula. La bilis, como mencione al principio, es un líquido que nos ayuda a digerir las grasas. Contiene agua, sales biliares, pigmentos y grasas.  Es producida por el hígado y almacenada en la vesícula biliar.

Cuando comemos, las grasas que llegan al intestino delgado hacen que la vesícula biliar se contraiga y al contraerse se libera la bilis. La enfermedad más común por mucho son los cálculos o piedras biliares. Estos cálculos son piedras que se forman al solidificarse la bilis en la vesícula. Estas piedras pueden ser tan pequeñas como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf. Las molestias correspondientes suelen presentarse después de las comidas. Los cálculos biliares son más comunes entre los adultos mayores, las mujeres y las personas con sobrepeso.

La inflamación de la vesícula biliar se da cuando los cálculos o el cáncer impiden el flujo de la bilis al intestino. Esto provoca una inflamación repentina acompañada de un dolor muy intenso pudiendo derivar incluso en la infección y el rompimiento de la vesícula biliar.

Signos y síntomas:

Desafortunadamente en general estas enfermedades presentan síntomas claros sólo cuando ya están muy avanzadas. Algunas posibles manifestaciones son:

  • Gases, hinchazón y dolor abdominal
  • Fiebre y dolor de cabeza
  • Diarrea, náuseas y vómitos
  • Debilidad
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida súbita de peso
  • Escalofrío y temblor
  • Dolor torácico (debajo del esternón)
  • Ictericia (color amarillento en la piel)

Tratamiento:

El tratamiento más común es quitar la vesícula biliar. Afortunadamente no es un órgano imprescindible para la vida ya que al removerla la bilis puede seguir llegando directamente al intestino delgado. La utilización de algunos medicamentos y el uso de ultrasonido que puede a veces eliminar o al menos disminuir el tamaño de los cálculos.

Amigo lector, reducir el consumo de comidas grasas, hacer ejercicio y el mantener un peso adecuado pueden disminuir la probabilidad de padecer estas enfermedades. No dejes de escribirme a [email protected], tu amiga nutrióloga Carmen Serdán.

Consejos y comentarios de Carmen Serdán:

1.    Come lentamente y mastica bien.
2.    Evita el exceso de grasas.
3.    Come porciones pequeñas.
4.    Reduce el consumo de alimentos que producen gases como el pan y algunas leguminosas.
5.    Consume alimentos cocinados a la plancha, al vapor o hervidos.
6.    Come papaya y piña fresca.
7.    No fumes.
8.    Modera el consumo de condimentos, chile y alcohol.
9.    Cuídate del estreñimiento. Consume agua, fibra.
10. Haz ejercicio cotidianamente y mantente en un peso adecuado.
11. El aceite de coco resulta ideal para las personas a las que se le ha extirpado la vesícula biliar y tienen dificultades para digerir las grasas.
12. Aunque podemos vivir sin la vesícula, aprendamos a cuidar cada uno de nuestros órganos.

Nutrición al día

PhD. Carmen Serdán E.

Carmen Serdán es especialista en nutrición. Cuenta con estudios y experiencia en países como México, España y Canadá.

Próximos Eventos

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes

Próximos Eventos

Toronto Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.