Estos son los beneficios de ser un residente permanente en Canadá

Canadá tiene el segundo puesto en la lista de los mejores países para vivir en el mundo
Toronto · Publicado el: 30 agosto, 2018

Una pregunta que nos hacen con mucha frecuencia las personas que están explorando opciones para obtener la residencia permanente en Canadá es “qué beneficios se adquieren con el estatus de residente en Canadá”.

La respuesta debe comenzar con recordarles que Canadá ha sido reconocido en el Segundo puesto de la Lista Internacional de los Mejores Países del Mundo para vivir, por lo que muchas personas consideran que es un privilegio poder residir en Canadá a pesar de que se pagan impuestos altos a nivel federal, provincial y municipal.

Pero el pagar impuestos le da acceso a uno de los mejores sistemas de beneficios sociales. En este sistema le es dado dinero y servicios a las personas que lo requieran, ya sean residentes o ciudadanos, y en algunos casos residentes temporales o solicitantes de refugio.

Este sistema fue introducido en los años sesenta y son:

  • Asistencia Social
  • Beneficio de Impuesto Infantil
  • Pensión para adultos mayores
  • Un suplemento de dinero a las personas que lo necesiten
  • Seguro de empleo
  • Compensación a los trabajadores lesionados en sus trabajos
  • Educación pública gratuita para jóvenes en escuela elemental, primaria y secundaria
  • Ayuda a estudiantes en estudios post secundarios
  • Seguro de salud
  • Ayuda con vivienda
  • Ayuda social.

Según el último Informe de Perspectiva Económica del Royal Bank of Canada, a pesar de las preocupaciones sobre los aranceles impuestos recientemente por los Estados Unidos, a la economía canadiense le va bien con un aumento en el gasto de los consumidores, el crecimiento salarial y la inversión empresarial.

En el 2018, el gobierno federal de Canadá tenía como objetivo traer a 310,000 residentes permanentes al país con un plan para aumentar el número cada año hasta el 2020. Esta cifra representa menos del 1 por ciento de la población total de Canadá. El récord de mayor número de residentes permanentes en un año se estableció en 1913 con 400,000 inmigrantes.

Para residir en Canadá con todos los derechos de residencia, una persona debe ser residente permanente, y un residente permanente es una persona a la que se le otorgó el estatus de residente permanente al inmigrar pero que todavía es ciudadano de otro país. Este estatus no se les otorga a aquellos que están en Canadá con un estatus temporal, como es el caso de un estudiante o de un trabajador extranjero.

Cómo obtener la residencia canadiense

Hay muchos programas por los cuales se puede adquirir el estatus de residente permanente en Canadá. La mayoría de los residentes permanentes provienen de la clase económica, que está compuesta por:

  • profesionales
  • trabajadores calificados
  • mano de obra especializada
  • cuidadores de niños, de ancianos o de personas enfermas
  • empresarios

Los residentes permanentes de la clase familiar constituyen el segundo grupo más grande de residentes permanentes, y son personas que han sido patrocinadas para venir a Canadá. El resto de los residentes permanentes son personas que han sido declaradas como refugiados por convención, así como también por casos humanitarios y de compasión.

Los solicitantes de refugio no se convierten automáticamente en residentes permanentes de Canadá, sino que deben solicitar el estatus de residente permanente después de haber sido aprobados como refugiado de la convención de Ginebra.

Salud pública en Canadá

Tal y como decía anteriormente, los beneficios de ser residente permanente en Canada son muchos y son diversos.

La atención médica es universal, financiada con fondos públicos, y se basa en la necesidad más que en la capacidad de pago de la persona. Alrededor del 70% de los costos son pagados por el gobierno y el resto se paga en privado a través de un seguro médico privado o directamente por la persona.

Cuando los residentes permanentes necesitan atención médica en Canadá, son atendidos por un proveedor de atención médica sin tener que pagar de su bolsillo o mediante un plan de seguro privado como en otros países, ya que el estado financiero de la persona que necesita atención médica no es relevante para la atención médica brindada.

Estudiar en Canadá y otros beneficios

En Canadá, la educación es obligatoria hasta la edad de 16 años en la mayoría de las provincias y de 17 a 18 años en otras con escuelas primarias y secundarias para todos. Dado que nuestro sistema de escuelas públicas es de buena calidad, la educación privada no es tan popular o necesaria como lo es en otros países. Para los estudios post-secundarios, la asistencia financiera está disponible a través de préstamos y becas para los estudiantes.

Obviamente los inmigrantes no vienen a Canadá a subsistir a costa del bienestar social, pero es reconfortante saber que en nuestro país tenemos un programa para ayudar a los necesitados con pagos mensuales que se les otorgan hasta que vuelvan a insertarse en el mercado laboral. Estos programas están disponibles tanto para los residentes permanentes como para los ciudadanos.

Ahora bien, una vez aprobados, los residentes permanentes en Canadá deben solicitar una tarjeta de residente permanente, la cual debe mostrarse para viajar fuera del país junto a un pasaporte válido para poder reingresar a Canadá.

Para mantener el estatus de residente permanente, una persona debe vivir en Canadá durante al menos dos años en un período de cinco años. Si una persona con residencia permanente vive fuera de Canadá por más tiempo, existe el riesgo de perder el estatus de residente permanente.

De hecho, en mi desempeño profesional he tratado muchos de estos casos, ya que existe un proceso de revisión para las personas que se arriesgan a perder su residencia permanente en Canadá. Es un proceso muy oneroso y difícil, por lo cual es muy importante que los residentes permanentes mantengan un registro detallado de todos sus viajes fuera de Canadá, por si eventualmente fuera necesario tener que solicitar una revisión del estatus de residente permanente.

El estatus de residencia permanente es diferente del estatus de ciudadanía canadiense, pero todavía hay, como se mencionó, muchos beneficios para convertirse en residente permanente de Canadá. Un residente permanente puede solicitar convertirse en Ciudadano Canadiense después de cumplir con los requisitos de elegibilidad de haber vivido en Canadá durante 1,095 días en cinco años antes de presentar la solicitud; haber presentado al menos tres años de impuestos durante los últimos cinco años; haber pagado los impuestos adeudados y proporcionar pruebas de la capacidad de hablar inglés o el segundo idioma oficial de Canadá, francés.

Hay sólo algunas cosas que los residentes permanentes no pueden hacer hasta que se conviertan en ciudadanos canadienses: votar o postularse para cargos políticos, y algunos trabajos que requieren una autorización de seguridad de alto nivel.

Canadá se ve en la escena internacional como el segundo mejor país del mundo para vivir por muchas razones. Y el estatus de residencia permanente en Canadá brinda a las personas los derechos no sólo a vivir en nuestro hermoso país permanentemente, sino a aprovechar muchos de los beneficios que se ofrecen tanto a los residentes permanentes como a los ciudadanos canadienses.

Inmigrando a Canadá

Vilma Filici

Vilma Filici, es una renombrada especialista con más de 30 años de experiencia en el rubro de Inmigración. A través de este blog, la asesora ofrecerá noticias y artículos de interés sobre este importante tema para nuestra comunidad. Puedes contactarte al correo [email protected]

Próximos Eventos

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes

Próximos Eventos

Toronto Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.