X
¿Qué estás buscando?

Mitos y verdades del derecho a mantener silencio y el derecho consultar un abogado

Bajo la ley canadiense toda persona tiene el derecho de mantenerse en silencio y de consultar con un abogado si son detenidos
Por: Abdullah Basurto
Toronto · Publicado el: 28 enero, 2020

Como abogado criminal en Toronto, todos los días es mi trabajo dar consejo y aviso legal a mis clientes o personas que vienen a consultarme. La pregunta: “abogado ¿qué me recomienda o me aconseja?”, es una de las que más recibo todos los días. Pero a pesar de la cantidad de consejos legales que doy en el día a día, no hay consejo más importante que les pueda dar a mis clientes como abogado que el consejo de mantenerse en silencio y pedir la asistencia de un abogado.

Bajo la ley constitucional canadiense toda persona en Canadá, esté en el país de forma legal o ilegal, tiene el derecho de mantenerse en silencio y de consultar con un abogado lo más pronto posible si son detenidos. Este es un derecho fundamental bajo la ley canadiense y está protegido bajo la constitución. La mayoría de personas entienden que tienen estos derechos ya sea porque lo han visto en programas de televisión o lo han escuchado de otra persona. El problema es que no todas las personas se acogen a este derecho debido a razones equivocadas. Estos son los tres mitos más comunes relacionados al derecho a mantener silencio y el derecho a un abogado.

Mito 1: “Si no digo algo o si pido un abogado van a creer que soy culpable”

Esta es una idea equivocada que muchas personas tienen. La verdad es que bajo la ley canadiense, un policía y más importante una corte, no tienen permitido a inferir culpabilidad del hecho de que una persona decide mantenerse en silencio o decida consultar a un abogado antes de dar un testimonio.

El hecho de que una persona mantiene silencio o pide consultar a un abogado ni siquiera puede ser introducido en un juicio. Esto quiere decir que el juez que decide el caso nunca sabrá si usted decidió mantener silencio y consultar a un abogado. Es más, si usted decide mantener silencio y pedir a un abogado y es negado de estos derecho la corte podría decidir retirar los cargos en contra suya porque sus derechos fundamentales como individuo han sido violados.

Mito 2: “Soy inocente y no tengo nada que esconder”

La verdad es que en la mayoría de casos las personas no saben si son inocentes. Es bastante común en la comunidad latina asumir que las leyes en Canadá deben de ser parecidas a las leyes de sus países de origen. Es algo regular para mí recibir clientes que han hecho algo creyendo que eso no es un crimen porque en sus países no era un crimen solo para enterarse de que bajo la ley canadiense han cometido un delito.

Un ejemplo simple es el siguiente: “licenciado Basurto yo todo lo que hice fue golpear la pared en un momento de frustración eso no es un delito”, eso es simplemente incorrecto en Canadá, pues eso puede ser considerado el crimen de “mischief under” y una persona puede terminar con un récord criminal por este tipo de crimen. Lo que significa que si no conoces las leyes canadienses puedes terminar inculpándote sin siquiera saber que lo estás haciendo.

También hay que recordar que si eres arrestado es porque la policía tiene sospechas que algo ha pasado. El trabajo de la policía es tratar de encontrar las pruebas que confirmaran sus sospechas y encontrarte culpable. No es el trabajo de la policía el de limpiar tu nombre, ese es el trabajo de un abogado criminal. La policía está permitida a inclusive engañarte si eso les ayuda a obtener la declaración que necesitan. Al comenzar a dar una declaración estas permitiendo que la policía use cualquier mecanismo necesario para encontrarte culpable. La policía está entrenada para esto, mientras que tú no lo estás.

En mi tiempo de práctica no he tenido un solo caso en el que una persona investigada por la policía haya mejorado su situación al dar una declaración. En la mayoría de casos la situación al dar una declaración a empeorado y en muy pocos casos no cambiado, pero nunca ha mejorado. Y esta es la experiencia de todos los abogados criminales que he conocido en mi carrera.

Mito 3: “No tengo dinero para consultar a un abogado”.

Eso no es excusa. Si eres detenido y no tienes dinero para consultar a un abogado la policía está obligada a ponerte en contacto con un abogado de forma gratuita siempre y cuando tú les informes que deseas hablar con uno. También hay muchos abogados como yo que dan la primera consulta gratuita. Todo lo que tienes que hacer es tener mi número a la mano y dárselo al policía para que te contacten conmigo. Como siempre digo: “es mejor tener el número del Abogado Basurto y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo”.


No te quedes con la duda ni corras ningún riesgo, contacta ya al abogado Basurto, experto criminalista y notario público y asesórate de la mejor forma. Llámalo al siguiente número: (647) 215-0045, o ingresa aquí para más información.

(Fotos:  4711018/vectorpouch/atstock_productions)

Más en Negocios

Publicaciones recientes
Guía para inmigrar a Canadá con éxito
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Toronto Hispano INC
(416)694-1834
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2019 Hispano City™. All rights reserved. Terms of Use. We respect your Privacy