Nutrición en la tercera edad

Nuestra salud en esta época es el resultado de hábitos y actitudes de nuestra juventud
Toronto · Publicado el: 17 noviembre, 2014

Aunque en los últimos años ha disminuido la ocurrencia de enfermedades infecciosas en las personas de la tercera edad, desafortunadamente ha aumentado la de enfermedades crónico-degenerativas como diabetes, cáncer, artritis, osteoporosis y alzheimer.


En este tipo de enfermedades se va deteriorando la salud de la persona progresivamente, sin embargo, es posible tener una buena calidad de vida en esta edad si de jóvenes nos cuidamos ya que nuestro desempeño en esta etapa es el resultado de nuestra historia de hábitos y actitudes durante la juventud.


En el periodo de la tercera edad se incrementa la probabilidad de experimentar pérdidas en nuestras capacidades físicas, mentales, sociales o económicas. El envejecimiento es un proceso normal. El cuerpo llega a su madurez fisiológica y comienzan los cambios degenerativos a partir de la influencia de factores ambientales, genéticos, alimentarios y la actividad física.


Si ya estas o te acercas a la tercera edad, tendrás un mejor envejecimiento si simplificas tu vida identificando prioridades y límites. Presta atención a tu cuerpo y a tu mente, continua enseñando pero también aprendiendo, realiza actividades manuales como pintar, bordar o la jardinería. Permítete la risa y el llanto, sé flexible, aprende a manejar cambios, planea con tiempo tu jubilación, aliméntate sanamente, realiza el deporte que más te guste y acomode y reconoce también que somos todos mortales y es parte del ciclo de la vida.


Quizá al llegar a esta edad también enfrentes una crisis por tu dependencia económica o física y más aún si tienes desgastes emocionales.


Por otro lado puede ser también en esta etapa cuando alcances el mayor nivel de crecimiento espiritual. Si eres hoy un adolescente y tienes la oportunidad de tener aún a tus abuelos o bisabuelos, cuídalos y compréndelos pues aunque sea un proceso normal, ellos están sufriendo cambios en su apariencia tales como las canas, la calvicie y las arrugas originadas por la disminución del agua corporal.


Además es probable que tengan problemas dentales,  pérdida de memoria y agilidad, debilidad en sus huesos y otras deficiencias por falta de vitaminas y otros nutrimentos, pero debes saber que tienen años de experiencia y vivencias que nos pueden compartir de una manera sana y desinteresada.


En cuanto a la alimentación recuerda que en la vejez el consumo energético es menor puesto que el metabolismo disminuye al igual que la masa magra  (tejidos con poca grasita) por lo que te aconsejo consumas agua y fibra, que podrás obtener de las frutas y verduras y de los cereales integrales, para evitar el estreñimiento puesto que normalmente disminuye el movimiento de los intestinos.


Probablemente por las alteraciones en tu salud bucal, no podrás masticar frutas y verduras frescas y crujientes o comer carne y esto puede llevar a un inadecuado consumo de vitaminas y de hierro. Por lo que a lo mejor requerirás un suplemento alimenticio que puedes encontrar en farmacias, supermercados o tiendas naturistas.


También podrías necesitar suplementos si  tomas algunos medicamentos pues muchas veces interaccionan con antiácidos y antiinflamatorios e impactan manera negativa la absorción normal de algunas vitaminas o nutrimentos inorgánicos (minerales). Ojo, si requieres un suplemento es mejor que te recomiende tu médico o un nutriólogo el indicado para ti.


Si eres ahora nieto o bisnieto, no descuides a tus abuelitos o a tus bisabuelitos y no dejes que se aíslen pues esto podría provocar que perdieran las ganas por comer podrían caer en una depresión al sentirse innecesarios en la vida.


Amigo lector, si durante tu vida, trabajas duro y constante y cuidas de tu salud, es muy probable llegues a la vejez con una excelente calidad de vida.  Disfruta cada una de las etapas de la vida y respeta y quiere a tus mayores. No dejes de escribirme a [email protected] Tu amiga nutrióloga Carmen Serdán.


Tips de Carmen Serdán:




  1. Si tienes más de 60 años y llegas a perder más de 5 kilogramos en menos de seis meses, y además sientes que disminuye tu calidad de vida y que aumentan tus enfermedades infecciosas es posible que estés sufriendo de desnutrición, de cáncer o de diabetes. Consulta a tu médico.


  2. En la alimentación de las personas de la tercera edad no deben faltar las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono, al igual que las vitaminas, los minerales y el calcio. El agua es vital.


  3. La buena calidad de vida de un anciano es el resultado de los buenos hábitos y actitudes desarrollados durante la juventud.


  4. Consume agua para mantener hidratado tu cuerpo y mantener tu cutis y piel jovial.


  5. Consume antioxidantes como la vitaminas C y E para retardar tu proceso de envejecimiento.


  6. Come frutas y verduras, además de germen de trigo, cereales enriquecidos, aceite de oliva y de soya (soja).


  7. Consume vitaminas del complejo B para reducir la probabilidad de enfermedades del sistema nervioso tales como la depresión, el insomnio, el agotamiento o simplemente para sentirte mejor y más animado. Estas vitaminas las puedes encontrar en leguminosas (legumbres), leche, poco huevo, carnes magras e hígado.


  8. Haz ejercicio físico de acuerdo a tus posibilidades y gustos, caminar quizá es una buena opción.


  9. También es importante te prepares con tiempo para tu jubilación y plan de retiro.


Nutrición al día

PhD. Carmen Serdán E.

Carmen Serdán es especialista en nutrición. Cuenta con estudios y experiencia en países como México, España y Canadá.

Etiquetado en: tercera edad nutricion vejez

Próximos Eventos

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes

Próximos Eventos

Toronto Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2018 Hispano City™. All rights reserved.