X
¿Qué estás buscando?

¿Qué esperamos para legalizar la marihuana?

Nuestro Blogger Diego Hidalgo nos habla de la inseguridad provocada por su ilegalidad
Toronto · Publicado el: 22 octubre, 2014

Ya es hora de que legalicemos la marihuana y dejemos de ser tan complacientes con las decisiones unilaterales de nuestros gobiernos. Está claro que la prohibición de la marihuana, así como la del alcohol en su momento, no ha dado resultado; más del 40% de los adultos jóvenes en Canadá consume o ha consumido Marihuana para propósitos recreacionales. Es evidente que para lo único que sirve la prohibición, es para que los consumidores financiemos a productores ilegales, quienes en su mayoría están ligados a mafias y al crimen organizado. Directamente, estamos financiando a organizaciones que además de traficar marihuana ilegalmente, se lucran de la extorsión, el tráfico de seres humanos, el sicariato y otros crímenes despreciables. En verdad, no entiendo la indiferencia y la denegación de nuestros políticos frente a este tema. ¿A qué tanto le temen?, ¿por qué no toman la iniciativa de tratar este tema en las urnas?


Aunque tengo mi serie de desacuerdos con Rafael Correa, una de las cosas en las qué estoy de acuerdo con él, es en su posición frente al tema de las drogas ilegales. Él sostiene que la diferencia clave entre la prohibición del alcohol en los años 20 y la prohibición actual de las drogas en EE.UU., es que el cultivo y la producción de las drogas es, en su mayoría, fuera de los países desarrollados, entonces ellos no tienen que vivir las consecuencias de inseguridad a las que conlleva la producción masiva de estos narcóticos ilegales. Estoy totalmente de acuerdo con él, y además pienso que, cómo latinos, debemos ser aun más firmes y unidos respecto al debate de la legalización de las drogas porque desafortunadamente, el crimen organizado está acabando con América Latina como una plaga fuera de control, ¡ya no podemos seguir siendo indiferentes ante este tema!


El problema social número uno en México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Venezuela, y Colombia es el crimen y la inseguridad. La razón principal por la cual la mayoría de nosotros estamos aquí, es por la inseguridad que se vive en nuestros países. Esta plaga está acabando rápidamente con América Latina, y es evidente que recurrir a la violencia y a la guerra no ha dado ningún resultado. Los carteles y las mafias son cada vez más avanzados y más sanguinarios, cada vez tienen más recursos y mejor armamento, y cada vez se infiltran más contundentemente en nuestras Fuerzas Públicas y nuestra red política. Si no se cambia la estrategia de combate ante este problema, llegará un momento en el que el crimen organizado en América Latina estará completamente fuera de control.


El primer paso debe ser legalizar la Marihuana, empezando por desechar esos estigmas que tenemos en América Latina hacia las drogas ilegales. Cuando yo estaba en colegio, utilizaban tácticas de intimidación para que los adolescentes no utilicemos drogas. Tenían programas donde traían individuos que estaban adictos a las drogas, completamente desmoralizados, absolutamente perdidos en la vida, y luchando contra una enfermedad, porque la adicción es una enfermedad, para que nos den consejos de vida y nos hablen de sus experiencias más trágicas. Para una persona con una enfermedad mental cómo la adicción, tiene que haber sido extremadamente duro y humillante tener que sentarse frente a un grupo de adolescentes, que no tienen idea de lo duro que es afrontar una adicción, a exponerse de esa manera y ser juzgado, cuando el único sitio en donde tenía que haber estado es en un centro de rehabilitación tratando su enfermedad con dignidad. Ese es el tipo de ignorancia que hay en mi país respecto al tema de las drogas. 


La realidad es que uno no puede decir que vive en un estado libre, cuando el gobierno decide unilateralmente que el consumo y la posesión de ciertas substancias es castigado por la ley - es simplemente contradictorio. Si se quiere combatir la adicción a las drogas, se lo tiene que hacer educando a la gente, no castigándolos con encarcelamiento. Estas personas no se están rehabilitando en una cárcel, se están convirtiendo en criminales y están arruinando su vida. Si la marihuana sería legal, sería mucho más fácil hablar de los problemas y los riesgos de consumir esta droga abiertamente, sería más fácil educar a la gente porque derribaríamos los estigmas y las barreras que actualmente impiden tratar este tema de frente, y sería más fácil regular el consumo responsable de esta droga. La regularización del cigarrillo y el alcohol ha dado excelentes resultados en Canadá, no veo por qué no sería igual con la marihuana. 


Lo bueno es que hay luz al final del túnel, ya que después de que el estado de Colorado legalizara el consumo recreacional, la producción comercial y la venta regulada de la marihuana en la enmienda 64 que pasó durante las últimas elecciones federales en 2012 en EE.UU., uno puede especular que otros estados lo seguirán. Uruguay también legalizó la marihuana en el 2013 cómo un experimento pionero para tratar de erradicar la violencia por el tráfico de drogas y debilitar al crimen organizado. En Uruguay, el consumo y la producción están regulados por el gobierno y las leyes son bastante estrictas, pero es un buen comienzo y un excelente ejemplo de liderazgo para el resto de países de la región. Parece ser que días mejores están en el horizonte, y yo pienso que países como Canadá deben tomar la posta y resolver este problema de la única manera democrática y participativa, en las urnas. 


Finalmente, tengo que compartir con ustedes un excelente documental que vi recientemente, se llama The Culture High y se los recomiendo encarecidamente. No sólo si es que les interesa el tema de la legalización de las drogas, pero simplemente porque este documental, a travez del problema de la criminalización de la marihuana, demuestra todo lo que está mal con nuestra sociedad, empezando por nuestro sistema político, hasta los medios de comunicación, pasando por las farmacéuticas y nuestra Fuerza Pública.  


Filosofía Urbana

Diego Hidalgo Saa

Graduado en Ingeniería Civil, Diego Hidalgo se apasiona por el desarrollo de las ciudades, las comunidades modernas y el diseño urbano. Diego compartirá su opinión acerca de la actualidad política, social, económica y cultural de Toronto.

Publicaciones recientes
Newsletter
Recibe Noticias de la Comunidad Hispana a tu correo electrónico
Quiero recibir: Resumen semanal Promociones para anunciantes
Toronto Hispano is part of the Hispano City™ Network.
Otras Webs en Hispano City CONTACT ADVERTISE
© Copyright 2019 Hispano City™. All rights reserved.